Cuaderno de campo digital: adiós a la obligatoriedad, ¡bienvenidos los incentivos!

El Ministerio de Agricultura respondiendo a las presiones de los agricultores, ha dado un giro inesperado al futuro del cuaderno de campo digital (CUE). La obligatoriedad del CUE se había establecido, en un principio, para el 1 de septiembre de 2023. Este plazo se pospuso al 1 de enero de 2024 y, después, a septiembre de 2024 para las explotaciones de mayor dimensión (de más de 30 hectáreas). Finalmente, en respuesta a las movilizaciones, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha anunciado que el CUE será de carácter voluntario, por lo que se podrán mantener los registros en papel. Sin embargo, lejos de desterrar esta herramienta por completo, el Ministerio apuesta por incentivar su uso voluntario.

¿Por qué este cambio?

Las razones que han motivado esta decisión son variadas. Por un lado, se reconoce la dificultad que algunos agricultores han encontrado a la hora de adaptarse a la digitalización. Por otro lado, se busca aliviar la carga administrativa que supone para muchos pequeños productores. Pero hay algo que no ha cambiado: la Unión Europea no ha cambiado nada sobre el envío de los datos en formato digital de los tratamientos fitosanitarios para enero de 2026.

¿Y qué incentivos hay para hacerlo?

El Ministerio de Agricultura ha previsto una serie de incentivos para fomentar el uso voluntario del cuaderno de campo digital:
  • Acceso a subvenciones y ayudas: Se dará prioridad a las explotaciones que lleven el cuaderno de campo digital a la hora de conceder subvenciones y ayudas.
  • Simplificación de la gestión administrativa: El cuaderno de campo digital facilita la gestión administrativa de la explotación, ya que permite automatizar tareas como la presentación de la PAC.
  • Mejora de la toma de decisiones: El cuaderno de campo digital ayuda a los agricultores a tomar mejores decisiones sobre el manejo de sus cultivos, al registrar información precisa sobre las actividades realizadas y los resultados obtenidos.
  • Mayor trazabilidad: El cuaderno de campo digital permite una mejor trazabilidad de los productos agrícolas, lo que puede ser un valor añadido para los consumidores.
En definitiva, la eliminación de la obligatoriedad del cuaderno de campo digital no significa que esta herramienta sea menos importante. El Ministerio de Agricultura apuesta por un modelo de adopción voluntaria, incentivando su uso a través de una serie de beneficios para los agricultores. La digitalización ha llegado para quedarse.
¿Y tú, qué opinas sobre este cambio? ¿Utilizarás el cuaderno de campo digital de forma voluntaria?

¿Hablamos?

Artículos relacionados